La vuelta al cole

El colegio ya ha empezado para los más pequeños pero las compras para la adaptación al nuevo curso aún están en marcha. Según los estudios realizados, las familias gastan una media que oscila entre los 520 y los 1.200 euros por niño, dependiendo de los colegios a los que acudan.

Libros, libretas, bolígrafos, ropa nueva, calzado y demás útiles y material escolar hacen de esta época una de las de más gastos del año. Las oficinas de consumidores y las Comunidades Autónomas, año tras año, lanzan campañas para aconsejar a las familias cómo conseguir ahorrar. Hay que tener en cuenta a la hora de comprar para el comienzo del curso que hay cosas necesarias que uno no puede evitar como los libros, uniformes y otros materiales que los colegios exigen, pero hay que pensar en lo bien que puede venir para los bolsillos el reciclado de objetos del curso pasado.

A la hora de comprar hay que ser conscientes de que cualquier pequeño gesto, que realmente no supone un gran esfuerzo, ayuda al ahorro. Así reutilizar materiales y vestimenta de unos hermanos a otros, mientras esto sea posible o no desechar los materiales del pasado año que aún se puedan usar. El comienzo de un nuevo curso no requiere necesariamente el estreno de lápices recién comprados. Pero no sólo los padres deberían saber ahorrar, sino que deberían educar a los hijos en este aspecto. Como recomiendan las oficinas de información al consumidor, hay que enseñar a los niños y niñas a cuidar al máximo dicho material para que dure el mayor tiempo posible.

Un libro de texto puede pasar de un niño a otro, mientras vayan al mismo colegio y la dirección no decida cambiar los manuales que se usen. Si los libros están cuidados, éstos pueden ser reusados sin problemas por otro niño. También existe la posibilidad de venderlos a un buen precio a través de algún periódico local o página web de compraventa. Con esta decisión no sólo se beneficia el vendedor, que puede recuperar alguno de los eurillos gastados el año anterior para poder hacer uso de ellos para el nuevo curso, sino que ofrece la posibilidad a otras familias de acceder a parte del material necesario en septiembre a un precio asequible.

La vuelta al cole es una época de compra conjunta entre padres e hijos. Un consumo razonable de los primeros hará que puedan educar positivamente a los pequeños de la familia en unos hábitos de consumo saludable.

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *