La calidad se llama Rioja

by Javier Saez

A estas alturas del siglo XXI en el que vivimos qué lejos quedan los primeros embites industriales de los empresarios del vino de rioja en los comienzos del siglo XX. La Rioja a lo largo de todo este tiempo se ha ganado merecidamente ser considerada como sinónimo de calidad y en eso estamos. Se ha de aprovechar esta identificación casi inconsciente que todo el mundo hace de nuestra región para convertirla en dinamismo económico y desarrollo industrial. 

El presidente autonómico cree que esa marca que identifica una región y unos productos es un “intangible” cuyo valor es difícil de calcular y que a veces no se aprovecha adecuadamente. Ha recordado que cuando una persona dice que es de La Rioja, “parece que ya tiene algo ganado”, porque los riojanos son “buena gente” y se sabe que en esa región “no se vive mal, se come bien y hay buenos productos de calidad”. Por ello, cree que hay que aprovechar, en el mejor sentido, la palabra Rioja como un elemento fundamental que aglutine a todos los productos de calidad de esta tierra, lo que permitirá dar un salto cualitativo y cuantitativo en la promoción y venta de nuestros productos riojanos.

Esta nueva campaña de la Consejería de Agricultura pretende consolidar la imagen de calidad y confianza de las empresas y productos agroalimentarios de La Rioja. También ofrece asesoramiento técnico, a través de “La Rioja Capital”, a las 25 marcas de calidad que existen en el sector agroalimentario, con el fin de cubrir sus necesidades básicas de promoción y aportar asesoramiento, formación, experiencia y medios técnicos y humanos para que puedan abrir nuevos mercados y reforzar su posicionamiento. La campaña consta de un original genérico para promocionar la calidad agroalimentaria de La Rioja y originales para cada uno de los distintivos que lo pidan para tener presencia en los puntos de venta, las ferias, los eventos y los actos que se organicen con motivo de la Capitalidad-Gastronómica de Logroño-La Rioja en 2012. La imagen de la campaña, ha indicado el consejero, es una evolución de la de “La Rioja capital” y consiste en un corazón, que simboliza que engloba a todos los productos agroalimentarios y que incluye los cuatro colores de la bandera riojana. El objetivo es dotar de cierta “coherencia” la promoción conjunta de los productos agroalimentarios de calidad de La Rioja, aglutinar esfuerzos y que esa imagen camine en la misma dirección.

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *