En otoño se aceleran las compras

by Javier Saez

Comprar es una de las actividades que los españoles desarrollamos con verdadero placer y sin importarnos el dedicar para ello toda una tarde de sábado o cualquier otro día de la semana. Basta con salir por las zonas céntricas de nuestras ciudades convertidas por la necesidad y la competencia en verdaderos centros comerciales para darnos cuenta de que en España comprar es una actividad social en la que participa toda la familia. Es verdad que ahora se compra menos y que la gente se lo piensa dos veces cualquier decisión de compra pero aún así las calles en este otoño están a rebosar. A ello también ha contribuido el que bares y restaurantes hayan imaginado nuevos espacios al aire libre en los que uno puede sentarse y tomarse un pequeño respiro. Por supuesto el buen tiempo y los calores que seguimos sufriendo, aguantando, disfrutando, allá cada uno con sus neuras particulares,  es culpable de toda esta actividad otoñal.  Ya veremos lo que finalmente nos compramos. Pero esas colas buscando un iphone5 de forma desesperada son una muestra más de la irracionalidad que nos ataca a los humanos, sin ninguna lógica gente que ni trabaja, ni estudia, ni diseña, se pasea por los bulevares tan ocupada con su smartphone de última generación realizando vete a saber tú que actividades no lucrativas.  A eso se le podría llamar la mala educación  que nos hemos ido dando en la época ya pasada de las vacas gordas que se vivió.

Ver para creer.

 

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *