Kadelia: La web para regalar tarjetas regalo

by cpuigbert

postal-kadeliaLa cosa va de regalos, después de los regalos de San Valentin de los que os hablé la semana pasada, aquí llega la forma más cómoda y práctica para hacer regalos.

Directamente desde la idea de “Cadeu” (regalo en francés), encontramos Kadelia, una original idea de página web, para los más perezosos o para los que ya se han cansado de esforzarse sin parar y aún así, no conseguir hacer un regalo que guste de verdad.

En esta página web encontraréis las tarjetas regalo de los sitios más habituales de compra. En la página de inicio podéis encontrar las tarjetas clasificadas según las nuevas tarjetas que podéis adquirir, las más vendidas y las virtuales, para tarjetas que se utilizan online.

Además encontraréis clasificadas todas las tarjetas según si son para él, para ella, para niños, o según la ocasión en qué queremos regalar la tarjeta: según si es para un cumpleaños, una boda o una ocasión especial.

La web dispone de un blog con las ofertas más explosivas, y si hay empresas interesadas en participar en el proyecto pueden ponerse en contacto con Kadelia para ofrecer sus tarjetas regalo.

Pero,… ¿cómo funciona?

Encontrad la tarjeta que quieres regalar: entre todas las categorías que os he mencionado seguro que encontráis una tarjeta acorde con la persona a quién queréis regalar la tarjeta regalo.                 

Cargadla con la cantidad deseada: Podemos elegir entre una gama de presupuestos, la cantidad que queremos cargar en cada tarjeta, así que no estamos sujetos a gastar lo que se establezca, si no lo que nosotros queramos.                                       

Se mandará la tarjeta regalo elegida, sin embargo, podemos personalizarla: podemos añadir una felicitación, una foto o algo personal para que la tarjeta vaya acompañada del mensaje emotivo que queremos transmitirle al destinatario del regalo.

Varias formas de envío: pueden mandar, por correo certificado, la carta personalizada con la tarjeta, por 4€ más de coste, pero asegurándonos que la tarjeta llegará a su destinatario, o bien, si el comercio lo permite, se puede mandar por email y en ese caso, el destinatario de la tarjeta sólo tendría que imprimir el mail y ya tiene su tarjeta.

¿Qué os parece la idea?

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *