Mantas de lana, posibilidades y consejos

by Javier Saez

Nuestro país, que tiene cambios de temperaturas cada tres meses debido a la intensa presencia de las estaciones, es un lugar propicio para las mantas de lana. Los inviernos intensos que disfrutan muchas de nuestras regiones sobre todo del norte y del interior, propician momentos en los que estar a gusto, lo que se dice a gusto, sólo nos lo permite una buena manta de lana. Eso o subir la calefacción a temperaturas que nuestros bolsillos difícilmente pueden resistirlo y menos entenderlo. Las facturas que se nos avecinan son tan complejas que mejor  una manta de León, o de Grazalema, o de Ezcaray, …  nos saldrá más a cuenta.

 

Manualidades de lana

P1010364

Puede ser interesante también comprar simplemente el pedazo de lana que nos interese y acabar a nuestro gusto los bordes, cosiendo sus hebras finales o bordando un remate. Las personas expertas en manualidades sabrán cómo hacerlo.

 

Patrones para mantas de ganchillo

Otra buena idea en este sentido es que busques algunos patrones de mantas, por ejemplo mantas de ganchillo, y con un poco de paciencia y práctica te vayas haciendo tus propios diseños y personalizando tu ambiente hogareño. Todo un reto. Te dejo un enlace a una de las páginas más completas en este sentido. Encontrarás todo tipo de patrones. Por supuesto también el de mantas de ganchillo. Es esta.

am_551848_6142773_307474

En sé comprar, lo que os recomendamos es que vayáis a los lugares de origen, en los que se encuentran dichas empresas artesanas, y que aprovechando que hacéis turismo en ellas, os compréis aquellas mantas que mejor puedan satisfacer vuestras necesidades: para el coche, el sofá, los pies de la cama, la terraza, los hombros, … Las utilidades de una buena manta, como veis, son múltiples.  Gracias estaciones por hacernos apreciar lo que es el calor de una buena manta.

Compartir este artículo

Comentarios

  • 7 septiembre 2017

    La suavidad y la calidez inevitablemente nos hacen sentir bien, son la mejor forma para relajarse, dormir, leer o lo que se nos ocurra, debajo de una manta de lana siempre nos sentiremos como un bebe bien arropado. Las ventajas de las mantas de lana para las personas ya las hemos visto, pero tambien tienen otras en lo que al resto de la casa se refiere.

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *